lunes, julio 17, 2017

Tenemos 13


Y después de tanto esperar, este domingo el mundo whovian contuvo la respiración por un minuto cuando, después de la final de Wimbledon, BBC presentó oficialmente al nuevo dueño de la TARDIS.

Así, de una forma muy sencilla, con un video, nos mostraron que el Doctor número 13 será la actriz Jodie Whittaker, la primera mujer que encarnará oficialmente al Señor(a) del Tiempo (esto en el canon, pues en 1999 Joanna Lumley fue una de las muchas regeneraciones del Doctor en el especial humorístico “Doctor Who: The Curse of Fatal Death”, hecho para el Red Nose Day y escrito por Steven Moffat). Obviamente, esto provocó una verdadera explosión en internet.


Pero antes de continuar debo hacer un mea culpa. Hace unos meses escribí un artículo acerca de este tema y hablé de los nombres que se barajaban para el 13° doctor, en el cual por ninguna parte apareció mencionada Jodie Whittaker, pues en ese momento todo lo que investigué no arrojaba por ningún lado su nombre. Así, cuando vi el video en que la presentaron, después de mi emoción por ver que se trataba de una mujer, vino a mi mente la pregunta obvia: “¿Quién es ella?”.


Jodie Whittaker es una actriz británica de 35 años que durante su carrera ha hecho principalmente papeles secundarios en producciones de su país, siendo quizá el más determinante para que ella ganara su lugar en la TARDIS el papel que desempeñó en la serie "Broadchurch", dónde se desempeña como la madre de los niños asesinados que son el móvil de la historia. En esa serie, donde compartió pantalla con David Tennant (el 10° Doctor) y Olivia Colman (otra de las candidatas a Doctor), fue ideada Chris Chibnall, el sucesor de Steven Moffat como showrunner de Doctor Who.

Chris Chibnall
Y la noticia de 13° Doctor fue una de las más importantes del día, llegando a ser trending topic a nivel mundial en Twitter, generando toda clase de reacciones, algunas de las cuales parecen sacadas de otra época, usando palabras como "feminazis" o "trolos", lo que rebajaba el debate por debajo de los gruñidos de un neandertal . También, me sorprendió mucho ver cómo mujeres se quejaban acerca de la actriz elegida, usando toda clase de argumento machistas para denostar la elección. Una de las que más me llamó la atención fue una chica que, furibunda, declaraba: “¡El Doctor fue y siempre será hombre!”, cómo si el cambio de sexo coartara su posibilidad de llegar un día a ser la novia del dueño de la TARDIS. Y la verdad es que no sé por qué se sorprenden tanto, si ya desde un tiempo la misma serie nos venía preparando para esto. Cuando Matt Smith hace su primera escena como el Doctor, una de las cosas que dice mientras conoce su nuevo cuerpo es: “¡Soy una chica!”; aunque al escuchar su propia voz se da cuenta que no. Luego tenemos al Amo en su encarnación femenina de Missy, con una excelente Michelle Gómez en el papel, o la vez en que vimos al General Señor del Tiempo regenerarse en una mujer de color en el episodio “Hell Bent” de la novena temporada.


Ahora, lo realmente importante no es cuál es el sexo del Doctor, sino qué es lo que nos depara el futuro. Obviamente habrá un montón de cosas a las que se podrá echar mano ahora que el Doctor es una mujer, aunque no creo que las nuevas historias se basen exclusivamente en ello (o por lo menos eso espero). La era de Moffat como amo y señor de la serie termina, con aciertos y varias cosas que a los fanáticos jamás convencieron, por lo que una nueva dirección del show se estaba haciendo muy necesaria. Ahora, personalmente, a mí me gustaría que en esta nueva etapa se rescataran argumentos y personajes de la época de Russell T. Davies, ya que Moffat cortó todo lazo con esas temporadas, nunca volviendo a usar personajes que todavía podían dar mucho (sí, todos queremos al capitán Jack de vuelta). Además, también me gustaría ver más seguido a las encarnaciones anteriores del Doctor que aún pueden aparecer, pues sería muy interesante verlos interactuar con su versión femenina. Y no sólo me refiero a las encarnaciones de la serie moderna, sino también a algunas clásicas. Paul McGann se mantiene perfectamente bien, a pesar de que han pasado 21 años desde que encarnó a octavo doctor; o el caso que se dará en el especial de navidad de este año, donde David Bradley se encargará de dar vida al Primer Doctor (ya lo había hecho indirectamente al desempeñar el papel de William Hartnell en el biopic “An Adventure in Space and Time”), cosa que también se puede hacer con otros doctores ¿O es que nadie se ha dado cuente que Sean Pertwee (Alfred en la serie “Gotham”) es la viva imagen de su padre, Jon Pertwee, quien fuera el Tercer Doctor?.

Vean este foto montaje de Sean Pertwee y compárenlo con su padre,
Jon, como el Tercer Doctor.
Así, como dijo hace algún tiempo Neil Geiman, siempre ocurre lo mismo cuando hay un nuevo Doctor: al principio no te convence, pero siempre terminas amándolo… hasta que vuelve a regenerarse, se te parte el corazón y el ciclo se inicia otra vez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario